Other Manual Translations: English Français 한국어 Português

La motosierra: Una parte inesperada del ministerio

Los voluntarios metodistas unidos Darren Garrett (frente) y Dale Krohn usan motosierras para despejar los árboles caídos en una casa de Cedar Rapids, Iowa, después del derecho que azotó la ciudad en agosto del 2020. Foto por Mike DuBose, UM News.
Los voluntarios metodistas unidos Darren Garrett (frente) y Dale Krohn usan motosierras para despejar los árboles caídos en una casa de Cedar Rapids, Iowa, después del derecho que azotó la ciudad en agosto del 2020. Foto por Mike DuBose, UM News.

La motosierra podría lucir como una herramienta improbable para el ministerio, pero para cientos de metodistas unidos, el saber usar la motosierra los lleva al campo misionero. Para miles más, el sonido de la motosierra los consuela y les da esperanza.

A lo largo de toda la conexión metodista unida, discípulos con motosierras se unen a los equipos de preparación para emergencias y los equipos de respuesta a desastres. También ayudan a los vecinos de sus vecindarios.

“Limpiamos terrenos, escuchamos a la gente y tratamos de seguir el principio de UMCOR que nos llama a ser la presencia protectora de Cristo”, explica Catie Newman, coordinadora de respuesta a desastres de la Conferencia de Iowa. “Estos equipos cuidan de la gente usando motosierras”.

Tormentas destructivas 

En agosto del 2020 un derecho que pasó por el medio oeste del país puso en acción al equipo de respuesta a desastres de Iowa. Andrew Happ trabajó con su motosierra desde mediados de agosto hasta octubre.

“Pienso que algunas veces ponemos nuestra misión dentro de una caja, y decimos que cumplimos la misión en reuniones de oración o yendo a la iglesia”, dice Happ, pastor asociado de la Iglesia Metodista Unida Center Point, Center Point, Iowa. “En realidad, se trata de relacionarse con otras personas. De esto tenemos una gran experiencia”.

“Encontramos a gente devastada. Todo aquello en lo que habían colocado su identidad ha sido comprometido, y nosotros tenemos la oportunidad de hacernos presentes para recordarles que son amados. Dios no se ha olvidado de ellos y Dios se mueve en y a través de personas con motosierras, guantes, rastrillos o cualquier otra cosa”.

Happ recuerda cuando llegó a la casa de una pareja. El inmenso roble blanco del patio trasero se había caído.

“Sus seis hijos y otro montón de nietos solían jugar en este árbol y les encantaba”, dice Happ, recordando la petición de la pareja.

“Le pidieron si podía cortar algunos pedazos del árbol para dárselos a los hijos y nietos como recuerdo de su niñez”.

Esta experiencia le recordó cuál era su misión.

“El poder de la oración y el conectarse con los residentes es más importante que despejar un árbol”, subraya Happ. “Pero a fin de cuentas, si podemos hacer ambas cosas, esa es nuestra misión”. 

  Andre Mouton is a member of Tri-Lakes United Methodist Church's Emergency Preparedness Group focusing on wildfire mitigation. Photo courtesy of Tri-Lakes United Methodist Church. 
Andre Mouton es miembro del equipo de preparación para desastres de la Iglesia Metodista Unida Tri-Lakes. El grupo se centra en mitigar los incendios para mantener seguras a las comunidades de Colorado. Foto cortesía de la Iglesia Metodista Unida Tri-Lakes.

Mitigando los incendios forestales

El equipo de motosierras de la Iglesia Metodista Unida Tri-Lakes, en Monument, Colorado, tiene mucha experiencia en cómo prepararse para los desastres, en lugar de responder a desastres. El programa ha ganado premios nacionales y usa a embajadores vecinales para organizar y enseñar a los residentes cómo mitigar los incendios forestales, lo que incluye reducir árboles, vegetación y matorrales, así como la remoción de vegetación inflamable.

La iglesia provee de estos servicios, lo que incluye el desportillar árboles sin costo para los residentes, algo de lo cual el equipo se siente orgulloso.

“No hemos cobrado un centavo en los siete años que venimos haciendo esto. No hemos cobrado a nadie y no pensamos hacerlo”, dice Andre Mouton, quien dirige el programa junto con Lisa Hatfield.

“La misión de la iglesia es edificar seguidores de Jesucristo que aman a Dios y al prójimo”, afirma Mouton. “Por medio de esta labor estamos llegando a ser mejores discípulos de Jesús. Nos preguntamos cómo podemos unir a la gente para llevarla cerca de Dios. Esta es una manera de llevar a cabo nuestra misión”.

La gente de Tri-Lakes empezó trabajando con Hope Restored Ministries y la Iglesia Metodista Unida Sunrise después del incendio de Black Forest Fire, en el 2013.

“En ese período aprendimos cómo realizar el trabajo de astillado. También aprendimos a usar la motosierra. Pero más que eso, vimos el efecto que este trabajo tenía en la gente a la que servíamos. Fue algo lleno de emoción”.

Estando en el bosque

Para Wes Hurlburt el ser un miembro que opera motosierras para los voluntarios en misión de la Conferencia de Wisconsin significa irse al campamento de la iglesia, literalmente.

Por más de veinte años, dos veces al año Hurlburt y sus amigos pasan una semana en los campamentos metodistas unidos de Wisconsin.

“Cuando uno tiene 400 hectáreas y gran parte del terreno es arboledas, siempre hay trabajo para la motosierra”, dice Hurlburt.

“Hay algo especial en estar en la creación de Dios y disfrutar de la belleza y la comunión con Dios en ese entorno”, explica. “Quiero mantener esta oportunidad para que otra gente goce de los campamentos. La mantención y la limpieza del terreno son muy importantes para ese fin. Nos gusta ir y ayudar y hacer todo lo que podamos para ayudar a mantener los campamentos”.

Tengo una motosierra y puedo viajar donde me necesiten

El Rev. Loren Boyce, de la Primera Iglesia Metodista Unida de Rogersville (de la Conferencia de Holston), no pertenece a un ministerio formal de motosierras, pero no cabe duda que este pastor ministra con su motosierra.

“Una de las pasiones de mi propia teología es ayudar a la gente, sea con una motosierra, brocha de pintura o hidrolavadora”, dice Boyce.

Hace dos veranos, Boyce tuvo la oportunidad de poner su teología en acción cuando su esposa notó que había un árbol caído en el patio de una casa después de la tormenta de la noche anterior.

Su esposa le dijo “¡para el automóvil!” Se bajó del auto y corrió a la puerta de la casa con la tarjeta de negocios de Boyce, para ofrecer a su esposo y su motosierra para ayudar a un extraño.

Junto con el grupo de jóvenes de la iglesia, Boyce regresó a esa casa donde vivía una mujer anciana. El pastor usó su motosierra para cortar el árbol y los jóvenes se encargaron de recoger la madera y rastrillar el patio.

Cuando la dueña ofreció pagarles, Boyce declinó amablemente.

“Creo que cuando uno muestra amor a otros está literalmente amando a Dios”, dice Boyce.

Esa es una creencia fuertemente implantada en aquellos que usan la motosierra para ayudar a otros.

“Los cristianos no deben quedarse en el edificio”, dice Happ. “Dios no nos llamó solo a adorar los domingos o miércoles. Este tipo de alcance y manera de entablar relaciones es lo que significa ser iglesia, según mi punto de vista”.

Crystal Caviness trabaja en UMC.org, en Comunicaciones Metodistas Unidas. Contáctese por email o llame al 615-742-5138.