Translate Page

¿Por qué tenemos Principios Sociales?

Foto de la Colección del Comité Nacional sobre Trabajo Infantil por Lewis Wickes-Hine, cortesía de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos.
Foto de la Colección del Comité Nacional sobre Trabajo Infantil por Lewis Wickes-Hine, cortesía de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos.

¿Por qué tenemos Principios Sociales y de dónde vienen?

El Credo Social Metodista fue el predecesor de los Principios Sociales. Este credo se originó hace más de un siglo con el fin de expresar preocupación por la explotación de millones de obreros que trabajaban en fábricas, minas, molineras, viviendas y ciudades empresariales durante la rápida industrialización y la creciente prosperidad en los Estados Unidos. El credo fue producido en 1908 y fue el primer documento de este tipo escrito por una iglesia.

Cinco ministros de la Iglesia Metodista Episcopal llegaron a convencerse de que se requería que la denominación formara una organización para dirigir el ministerio social. Estos pastores fueron: Frank Mason North, ejecutivo de misión y evangelización, Herbert Welch, presidente de Ohio Wesleyan University y que después llegó a ser obispo y fundador de la agencia de socorro metodista, hoy UMCOR. Elbert Robb Zaring, editor de la casa de publicaciones, Worth Tippy, ejecutivo de servicios sociales y Harry F. Ward, pastor de Chicago.

Durante su ministerio en los corrales de ganado de su distrito, Ward tuvo que oficiar los funerales de obreros de una empacadora que murieron en los frecuentes accidentes de la fábrica. Apoyó con fuerza la campaña de los trabajadores para formar un sindicato que mejorara sus condiciones de trabajo. Cuando Ward escribió el Credo Social lo hizo pensando en estas familias.

Las 11 reformas que la iglesia promovía incluían dar término a la labor infantil y el sistema de explotación, el derecho de los trabajadores, un salario digno y condiciones seguras de trabajo. En 1908, la Conferencia General de la Iglesia Metodista Episcopal adoptó el documento que trataba de estos problemas sociales.

Otras denominaciones de origen metodista desarrollaron declaraciones similares. El año 1968, cuando se produjo la unión entre las iglesias metodistas y los Hermanos Evangélicos Unidos, las declaraciones de las dos denominaciones fueron incluidas en el primer Libro de Disciplina de la Iglesia Metodista Unida. Estos documentos se convirtieron en la base para continuar expandiendo y revisando el documento de principios sociales.

Con el paso del tiempo, su enfoque original que trataba con los problemas económicos se amplió para incluir secciones sobre la vida de la familia, el abuso del licor y otras drogas, el crimen y la rehabilitación, el juego de apuestas, la salud mental, los derechos civiles y la paz con justicia.

En 1972, estas declaraciones fueron revisadas completamente y recibieron el nombre de Principios Sociales. El título reflejaba la terminología usada por los Hermanos Evangélicos Unidos.

Las secciones principales de los Principios Sociales abordan seis áreas de preocupación: (1) el mundo natural, (2) la comunidad sustentadora, (3) la comunidad social, (4) la comunidad económica, (5) la comunidad política, y (6) la comunidad mundial. Al final del documento se ha colocado el Social Creed (Credo Social) como recurso para ser usado en la adoración, junto con una Companion Litany (letanía acompañante) que fuera adoptada en la Conferencia General 2008.

Los Principios Sociales articulan nuestras “aspiraciones éticas para el bien común en nuestras políticas públicas y nuestros compromisos personales” a través de los cuales “amamos a Dios con todo nuestro corazón, mente, alma y fuerza, y amamos a nuestro prójimo para quien deseamos lo mismo que deseamos para nosotros mismos” (Mateo 22:37-40, Marcos 12:30-31).

Los Principios Sociales nos exhortan a cambiar el mundo y a vivir en forma diferente en el mundo, pero también nos llaman a edificar un tipo de mundo diferente al que tenemos hoy.

Como parte del esfuerzo de funcionar como una denominación realmente mundial, desde 2013 los Principios Sociales están siendo revisados con el aporte de todo el mundo, a fin de hacerlos más sucintos, más fundamentados teológicamente y más pertinentes globalmente. La primera revisión completa será presentada en la Conferencia General 2020.

El contenido de este artículo fue producido por Ask The UMC, un ministerio de Comunicaciones Metodistas unidas.