Other Manual Translations: English 한국어

El discipulado es intencional: Ideas para crecer en la fe

Caminar en un laberinto como el de la Iglesia Metodista Hopewell (Downington, Penn.), requiere concentración para centrarse en el llamado de Dios a ser discípulos, dice Pat Rankin. Foto por MTSOfan, cortesía de Creative Commons.
Caminar en un laberinto como el de la Iglesia Metodista Hopewell (Downington, Penn.), requiere concentración para centrarse en el llamado de Dios a ser discípulos, dice Pat Rankin. Foto por MTSOfan, cortesía de Creative Commons.

Ante todo, sea intencional.

Cuando tiene que ver con la formación espiritual personal, tanto el clero como el laicado concuerdan que para crecer en la fe uno debe practicar intencionalmente las disciplinas espirituales.

Pero puede que sea necesario clarificar exactamente en qué debemos ser insistentes. En la iglesia se conversa mucho en cuanto a ser discípulos. Así que, empecemos aquí.

“Un discípulo o discípula es aquella persona que conoce a Cristo, que crece en Cristo, sirve a Cristo y comparte a Cristo”.

(Tomado de “Developing an Intentional Discipleship System: A Guide for Congregations” de Ministerios de Discipulado de la Iglesia Metodista Unida)

Esto incluye conectarse con Dios en forma personal y mantenerse intencional respecto a las maneras de conectarse en forma regular.

El largo viaje de toda la vida para conocer a Cristo, crecer en Cristo, servir a Cristo y compartir a Cristo puede incorporar prácticas rutinarias como leer la Biblia y la oración, así como realizar algunas actividades no convencionales, como escribir un diario y pasar tiempo junto al mar.

   
Kim Simpson es miembro de la Iglesia Metodista Unida St. Barnabas, Arlington, Texas

Empezar el día en quietud

“Empiezo cada mañana con un tiempo de quietud que consiste en leer el Aposento Alto, que empecé a usar el año 1967 cuando estaba en la escuela secundaria”, nos cuenta Kim Simpson, miembro por más de 30 años de la Iglesia Metodista Unida St. Barnabas, Arlington, Texas.

“También uso otro libro y después tengo un tiempo de oración. Esto me puede tomar quince minutos o una hora”, dice Simpson. “Así es como empiezo el día”.

Simpson también orar varias veces durante el día: “Oro cada vez que siento que el Espíritu Santo me llama a orar por algo”, añade. Cada tarde lee la Biblia.

“De noche no trato de leer para estudiar”, nos dice, añadiendo que para eso participa en una reunión semanal para aprender con más profundidad. “Leo simplemente para dejar que la Palabra de Dios me inunde. Después me voy a dormir pensando en lo que leí”.

Mientras que muchos leen la Biblia o se reúnen en grupos de estudio para crecer en la fe, otros usan cosas menos tradicionales. 
  UMNews
Pat Rankin asiste a la Iglesia Metodista Unida Trinity, Eugene, Oregon. Foto cortesía de Pat Rankin.

Crecimiento espiritual en acción

Pat Rankin, es miembro de la Iglesia Metodista Unida Trinity, Eugene, Oregon. Reconoce que le cuesta estar tranquila, así que su formación espiritual consiste en caminar por el laberinto de la iglesia.

“Oro y camino mucho. Es tiempo para concentrarme y estar en quietud”, nos dice. “También se trata de seguir un camino, lo que es recomendable porque tiene una estructura. Muchas veces voy al laberinto con una pregunta o preocupación. Otras veces Dios me habla y otras no lo hace. Al menos me sirve para aliviar las cargas o dejarlas allí”.

Cuando no puede caminar por el laberinto y orar con el rosario, Rankin siente que su vida es más estresada.

“Haz las cosas que te traen gozo”, dice Rankin. “Si no te da gozo, no es para ti. Debes decidir qué funciona para ti, para entonces hacerlo una prioridad en tu vida, y no algo que practicas de vez en cuando”. 
  The Rev. Junius Dotson, United Methodist pastor and leader of Discipleship Ministries, offers practical advice for growing in our faith lives. Photo courtesy United Methodist Discipleship Ministries. 
The Rev. Junius Dotson. Foto cortesía de Ministerios de Discipulado.

Encontrando Dios en formas atípicas

Cuando se trata de hábitos de crecimiento espiritual personal, el Rev. Junius Dotson prefiere una mezcla de cosas. Dotson es Director de Ministerios de Discipulado de la Iglesia Metodista Unida, donde dirige el nuevo movimiento #SeeAllThePeople, el cual ofrece una guía para congregaciones que quieran desarrollar sistemas de discipulado.

“Soy el tipo de persona que se aburre fácilmente”, admite Dotson. “Cada vez que le hablo a la gente de disciplinas espirituales y buenos hábitos, les digo que experimenten, que traten nuevas cosas”.

El ayuno es un actividad espiritual importante para Dotson, una actividad que practica en ciertas temporadas del año, como la cuaresma, pero también cuando trabaja en discernir algunas respuestas para los desafíos específicos que enfrenta.

Aunque Dotson practica regularmente lo que llama “hábitos saludables de un discípulo” ‒como leer la Biblia, orar, grupos pequeños, ofrendar y ayunar‒ también encuentra oportunidades de crecimiento en lo que se podría considerar actividades más seculares.

“Hay algunas cosas que no consideraríamos una disciplina espiritual, pero que ayudan mucho en nuestro crecimiento espiritual”, explica Dotson. “Soy una persona a la que le encanta la música. Me gusta todo tipo y variedad de música. Cuando paso por esos momentos en que me siento seco, pasando por un trecho árido en mi vida, encuentro que el reconectarme con la música fortalece mi relación con Cristo, sea por medio de ir a un concierto o escuchando música en una iglesia.

“Encuentre las cosas que lo impulsan a crecer y a crecer más cerca de Dios”, aconseja Dotson. “Pero creo firmemente que debe haber cierto nivel de compromiso en su práctica”. 

Crystal Caviness trabaja en UMC.org, en Comunicaciones Metodistas Unidas. Contáctese por email o llame al 615-742-5138.