Other Manual Translations: English français

Sí, acepto: Cómo entienden el matrimonio cristiano los metodistas unidos

La congregación reunida para una boda representa la comunidad de fe que apoyará a la pareja en su matrimonio. Una foto de United Methodist Communications, cortesía de Mike y Sherri Morrise
La congregación reunida para una boda representa la comunidad de fe que apoyará a la pareja en su matrimonio. Una foto de United Methodist Communications, cortesía de Mike y Sherri Morrise

In English

Es un bello momento. Una pareja se encuentra ante una congregación de familia y amigos. Se hacen promesas mutuas para toda la vida y tal vez intercambien anillos. En un momento, sus vidas han cambiado. Esas dos personas que han llegado por separado salen como una misma, unidas en matrimonio.

Christian marriage is not a sacrament in The United Methodist Church, but those who marry enter into a sacred covenant. Photo public domain, CC0, pixabay.com.

El matrimonio cristiano no es un sacramento en La Iglesia Metodista Unida, pero quienes se casan hacen  un pacto sagrado. Foto del dominio público, CC0, pixabay.com.

El matrimonio cristiano no es un sacramento en La Iglesia Metodista Unida, pero quienes deciden casarse hacen “un pacto sagrado que es reflejo del Pacto Bautismal” y, de manera más específica, “un pacto sagrado que refleja el pacto de Cristo con la iglesia” (El Libro Metodista Mil Voces para Celebrar).

El bautismo es nuestra iniciación en el pacto de Dios con nosotros por medio de Cristo y marca el inicio de una vida de crecimiento siguiendo a Jesús. En el matrimonio cristiano, ese pacto es reafirmado.

“Los votos matrimoniales especifican cómo vivirá la pareja como discípulos de Jesucristo en el contexto de su relación el uno con el otro”, explica el Rdo. Taylor Burton-Edwards, antiguo director de recursos de adoración de los Ministerios de Discipulado de La Iglesia Metodista Unida.

En el matrimonio cristiano, la novia y el novio “inician una unión el uno con el otro por medio de la gracia de Jesucristo, quien [les] llama a la unión con él mismo como lo reconocieron en [su] bautismo” (de la “Declaración de Intención” de Un Servicio de Matrimonio Cristiano).

Un servicio de adoración

Un servicio de matrimonio cristiano en La Iglesia Metodista Unida es un servicio de adoración similar a un servicio dominical típico. Además de los elementos específicos del matrimonio, también se incluye un momento para congregarse y saludarse, para lecturas de las Escrituras y un sermón, oraciones y cantos, un momento de respuesta a la palabra de Dios que podría incluir el sacramento de la Santa Comunión y la despedida.

The congregation gathered for a wedding represents the community of faith who will support the couple in their marriage. A United Methodist Communications photo courtesy of Mike & Sherri Morrisey.

La congregación reunida para una boda representa a la comunidad de fe que apoyará a la pareja en su matrimonio. Foto de La Comisión Metodista Unida de Comunicaciones, cortesía de Mike & Sherri Morrisey.

“Todo en el servicio”, indica su introducción, “está diseñado para dar testimonio de que este es un matrimonio cristiano.”

Esto no impide que un pastor metodista unido participe en una boda interreligiosa, aunque se debe tener el cuidado de incluir a líderes de fe de la otra tradición. Por ejemplo, si un metodista unido se casa con una persona de la fe judía, el pastor debe cooperar con el rabino para asegurar que la ceremonia represente adecuadamente ambas tradiciones. Cada líder de fe entonces debe participar en las partes de la ceremonia que reflejen su tradición. Busque más información para pastores sobre ceremonias interreligiosas aquí.

Una comunidad de apoyo

Aunque algunos puedan pensar que una ceremonia matrimonial trata únicamente de la pareja (otros podrán decir que trata solo de la novia), la familia y los amigos presentes son participantes importantes. Son más que espectadores pasivos.

“No es solo una ceremonia para la pareja”, explica Burton-Edwards. “Es la ceremonia en la que toda la comunidad forma parte del testimonio y la bendición de los votos que la pareja se promete uno al otro”

Además de participar en las oraciones, cantos y adoración, los allí reunidos bendicen y ofrecen apoyo a los novios.

Luego de que la pareja declara su intención de contraer matrimonio, la pastora pide la bendición de las familias para la pareja. A continuación pregunta a toda la congregación si desea, por la gracia de Dios, “apoyar y cuidar de estas dos personas en su matrimonio.”

Las parejas casadas se benefician del amor y el aliento de familia, amigos y la iglesia durante todo su matrimonio. Las personas que asisten a su boda representan a la comunidad que promete apoyar a la pareja a lo largo de su vida matrimonial.

Celebrar el amor

Un servicio de matrimonio cristiano es una celebración de amor, pero no simplemente del amor romántico entre esposos. También celebra el amor de Dios por nosotros y el amor que Jesús nos llama a los cristianos a compartir con el mundo.

A Christian marriage is a celebration of love that will last a lifetime. Photo by Candida.Performa, via Flickr.com.

Un matrimonio cristiano es una celebración de amor que durará toda la vida. Foto por Candida. Performa, cortesía de Flickr.com.

La Despedida de “Un Servicio de Matrimonio Cristiano” lo ilustra bien. Tras ofrecer una breve oración de bendición para la pareja, el pastor le encomienda una vida de misión, diciendo: “Vayan y sirvan a Dios y a su prójimo en todo lo que hagan.”

El pastor luego se dirige a toda la congregación con estas palabras: “Den testimonio del amor de Dios en este mundo, de modo que aquellos para los que el amor les sea ajeno hallen en ustedes amigos generosos.”

Una boda es un bello momento que marca el inicio de una nueva era para la novia y el novio, y un servicio de adoración nos recuerda el amor que Dios nos ha mostrado en Cristo Jesús. En el matrimonio cristiano, estamos llamados a ser testigos de ese amor y compartirlo con los demás.

*Joe Iovino trabaja para UMC.org en La Comisión Metodista Unida de Comunicaciones. Contáctelo por email o en el teléfono 615-312-3733.

Esta historia se publicó originalmente en diciembre del 2015.