Other Manual Translations: English français 한국어 português

Respiración, justicia y el nombre de Dios

 

Tu respiración refleja el nombre mismo de Dios. El Rvdo. Brian Tillman nos recuerda que Dios está presente en cada aliento que tomamos. También nos recuerda que la injusticia es maltratar a todos los que pronuncian el nombre de Dios. Imagínese lo que ocurriría si la gente respira el nombre de Dios y defiende la justicia.

Para otros recursos en cuanto a prácticas espirituales y la búsqueda de la justicia, visite www.umc.org/rethinkchurch

Presentador: Rvdo. Brian Tillman

Videógrafo y editor: Rvdo. Joseph McBrayer (visite: https://www.youtube.com/channel/UCVik91pJZQzoUeZEgwe95Tg )

Traducción

 

Haga esto conmigo. Pare todo lo que está haciendo. Cierre los ojos. Respire profundo y exhale. Hágalo otra vez. Respire profundo y exhale. Mantenga los ojos cerrados, y piense en aquel tiempo cuando aprendía a leer. Lo primero que debió haber aprendido es el abecedario.

A, B C, D, E, F, G, H, I, J, K, L, M, N, O, P, Q, R, S, T, U, V, W, X, Y, Z

¿Se acuerda? Ojalá que tenga buenos recuerdo de esos tiempos. Quizá recuerde quién le enseñó a leer. Quizá fue su madre, un pariente o una maestra.

Después del alfabeto, quizá aprendió a escribir las letras y aprendió el sonido que tienen. Después aprendió qué letras son consonantes y qué letras, vocales. ¿Quién podría olvidar las vocales A, E, I, O, U (y a veces Y)? ¿Pero sabe usted la definición formal de una consonante y una vocal?

¿Qué es una vocal?

Me acuerdo muy bien de mi tiempo en la universidad. Aunque estaba matriculado en Morehouse College, tuve que tomar una de mis clases en Spelman College. Me entusiasmaba tomar esta clase, pero no era solo porque todos los estudiantes en Spelman eran mujeres. De hecho, me interesaba la profesora, Christine King Farris, la famosa profesora de educación que también era la hermana mayor del Rvdo. Dr. Martin Luther King, Jr.

La Dr. Farris nos enseñó que antes de empezar a enseñar a los niños a leer debíamos aprender algunos de los detalles intricados de la lectura, lo que incluía definiciones claras de lo que son las consonantes y las vocales. Una consonante es un sonido básico del habla en el cual se obstruye la respiración al menos en parte.

La vocal es distinta. La vocal es un sonido básico del habla que es producido por la configuración abierta del tracto vocal y con la vibración de las cuerdas vocales, pero sin ninguna fricción audible, y que es una unidad del sistema sonoro que forma el núcleo de una sílaba. En suma, es el sonido de la letra que es consistente en no obstruir la respiración cuando uno exhala.

Ya dijimos que en español las vocales, las letras que no obstruyen la respiración, son A, E, I, O, U, y algunas veces la Y.

YHVH

Eso en cuanto al español. Hablemos ahora del idioma hebreo. El lenguaje se escribía todo en consonantes. Así que en los antiguos manuscritos de la Torah (o Pentateuco) no había vocales. Después de un tiempo, se añadieron las vocales que lucen como puntos y rayas que se escriben debajo de las consonantes. Esto rige en cuanto a todas las palabras con excepción de una sola. Esta excepción se aplica al nombre de Dios. Esto creó un problema cuando se quería pronunciar el nombre divino de Dios, que se escribe yod (י), hay (ה), vav (ו), hay (ה) y que por lo general se pronuncia  Yah-veh (יהוה) (Ayuda saber también que el hebreo se lee de derecha a izquierda, en lugar que de izquierda a derecha como el español).

En español, usaríamos las letras YHVH. La yod (י) es como la Y en español; la hay (ה) es como la H; y la vav (ו) es como la V. Yod Hay Vav Hay.

Los hebreos respetan tanto el nombre divino de Dios que no quieren correr el riesgo de escribirlo o pronunciarlo mal. Así que, en la Biblia Hebrea no se usa ninguna vocal para escribir el nombre divino, y cuando se lee el nombre divino en voz alta, tampoco se añade ninguna vocal al pronunciarlo. Más bien sustituye el nombre divino con la palabra Adonay (אדוני), que significa Señor. De modo que, cada vez alguien ve escrito en el texto Yod (י), Hay (ה), Vav (ו) y Hay (ה), automáticamente pronunciará la palabra Adonay. La Nueva Versión Internacional usa Señor para traducir el nombre divino יהוה, que aparece en el texto hebreo.

Así luce Ezequiel 37:1-6 cuando uno introduce en el texto las letras Yod Hay Vav Hay (diciendo las letras, pero sin pronunciar el nombre):

La mano del יהוה vino sobre mí, y su Espíritu me llevó y me colocó en medio de un valle que estaba lleno de huesos. 2 Me hizo pasearme entre ellos, y pude observar que había muchísimos huesos en el valle, huesos que estaban completamente secos. 3 Y me dijo: «Hijo de hombre, ¿podrán revivir estos huesos?» Y yo le contesté: « יהוה omnipotente, tú lo sabes.» 4 Entonces me dijo: «Profetiza sobre estos huesos, y diles: “¡Huesos secos, escuchen la palabra del יהוה! 5 Así dice el יהוה omnipotente a estos huesos: ‘Yo les daré aliento de vida, y ustedes volverán a vivir. 6 Les pondré tendones, haré que les salga carne, y los cubriré de piel; les daré aliento de vida, y así revivirán. Entonces sabrán que yo soy el יהוה.’ ”» (Eze. 37:1-6 NVI)

Diciendo el nombre de Dios

En la Escritura, encontramos al profeta Ezequiel en un valle en el cual había huesos secos, lo que significaba la desesperanza del pueblo. Los cuerpos se habían descompuesto al punto que lo único que quedaba eran huesos, y parecía que no había esperanza de resurrección o vida.

Estas palabras se escribieron durante un tiempo de gran conmoción para el pueblo judío. Habían sido conquistados por Babilonia y muchos fueron matados. Los que no fueron exterminados y tenían habilidades que los babilonios necesitaban, fueron llevados a Babilonia en exilio. Los que se quedaron en Jerusalén experimentaron un terror que jamás se habrían imaginado. Presenciaron la destrucción de la ciudad de Jerusalén y la destrucción del templo.

Uno de los resultados de la destrucción de Jerusalén y el templo fue que la gente ya no podía adorar a Dios allí como antes. Todo lo que habían conocido ya no existía o había cambiado.

¿No pasamos por lo mismo? Ninguno de nosotros habría previsto que no seríamos capaces de juntarnos para adorar; o juntarnos en mesas para compartir una comida; o celebrar juntos una ocasión especial. No sé lo que usted piensa, pero yo anhelo volver a ese tiempo pasado. Extraño adorar en una congregación, compartir comidas y asistir a fiestas. El no poder estar ahí crea un situación un poco similar a la que el pueblo judío experimentó en el tiempo en que Dios le habló a Ezequiel.

El profeta y el pueblo estaban desanimados. Debieron estar preocupados por su futuro y el futuro de las nuevas generaciones. Esta es la razón de por qué Dios le habló a Ezequiel en el valle. Dios quiso mostrarle a Ezequiel que, aunque las cosas se veían y sentía mal, y por cierto que estaban mal, Dios tenía la capacidad para sanar, librar y restaurar.

Así que, Dios vino a Ezequiel para mostrarle cuán especial es el nombre יהוה.

Dios, יהוה, envía aliento dentro de los huesos y los vuelve a la vida.

Nada vive sin la capacidad de respirar.

Lo interesante es que cuando uno mira esas cuatro letras hebreas, יהוה, aunque son consonantes, funcionan como vocales cuando se pronuncian.

En un estudio llamado Nooma, Rob Bell comparte que los antiguos rabinos creían que el nombre mismo de Dios era como el de vocales puestas juntas. Las vocales no se usan para construir palabras o nombres multisílabos. Pero el sonido del nombre de Dios sólo puede describirse como el sonido de la respiración… יהוה.

Yah -Veh

Yah -Veh

Yah -Veh

Así que, respirar es decir el nombre de Dios.

 

Usted ha oído que Dios está con usted. Dios está con usted y Dios está conmigo. ¡Pero la realidad es más asombrosa que esto!

Dios, יהוה, está EN nosotros. Es יהוה lo que respiramos en nuestros pulmones y quien trae vida a nuestros cuerpos, envía oxígeno a nuestros corazones y lo transporta por las arterias del resto de nuestros cuerpos. Espero que entienda lo que digo.

Nuestros cuerpos no funcionan por sí mismos. Es el nombre mismo de Dios entrando a nuestros cuerpos lo que nos hace vivir.

יהוה

YHVH está en nosotros

Piense en esto… Lo primero que una persona hace al nacer es respirar…

O ¿tenemos que decir el nombre de Dios? יהוה

¿Morimos cuando ya no podemos respirar?

O ¿Cuándo ya no podemos decir el nombre de Dios? יהוה

Imagínese a alguien que llega a un lugar donde se cuestiona la existencia de Dios y que dicen “Dios no existe”. Pero cada vez que respiran están diciendo יהוה.

Imagínese a alguien que siente que Dios la ha dejado sola para enfrentar una realidad dura y desafiante, pero en realidad Dios está allí mismo fluyendo a través de ella para depositar vida en ella, y que jamás se ha retirado porque esa persona todavía sigue diciendo יהוה.

Imagínese una persona que está de duelo. Dice lo correcto cuando sus amistades la visitan, pero esconde que se siente vacía a causa del dolor, y querría que Dios se hiciese presente para traerle consuelo. Pero Dios ha estado todo el tiempo allí cada vez que respira יהוה.

Imagínese a alguien experimentando un suceso traumático y paralizante, al punto que su voz se desploma y ya no puede gritar “¡No más!” o pedir socorro, pero todavía respira יהוה.

Espero que usted encuentre que son buenas noticias el que Dios está en cada respiración que tomamos y que esas respiraciones que tomamos vienen con poder.

Tome tiempo para YHVH

De modo que, ¿por qué es importante que respiremos hacia dentro y fuera יהוה?

Es importante porque no es un accidente. Es importante porque tenemos el aliento de Dios en nosotros. El saber esto cambia la forma en que vivimos y por qué vivimos. Cambia la forma en que tratamos a nuestros hermanos y hermanas. No debemos maltratar a alguien que pronuncia el nombre de Dios, ni debemos quedarnos quietos mientras alguien maltrata a una persona que pronunciar el nombre de Dios.

Esta es la razón de que no podremos descansar hasta que corrijamos lo que está mal en este mundo, hasta que corrijamos lo que está más en nuestro país. Hay una razón por la que Dios está en nosotros. Dios está en nosotros para que jamás sintamos que Dios nos ha abandonado o que Dios es incapaz de restaurarnos. Aunque usted tenga que caminar solo, vivir solo y aislarse socialmente a solas, el verdadero espíritu de יהוה no sólo está con usted, sino que יהוה está en usted cada vez que respira.

Hay poder en su respiración, incluso cuando está sola. Pero imagínese lo que pasaría cuando la gente trabaja junta respirando el nombre de Dios en la búsqueda de la justicia y la integridad.

Imagínese el poder del pueblo marchando juntos, poniéndose en fila y votando juntos mientras que saben profundamente que יהוה está con ellos. El mismo יהוה que estuvo con Ezequiel en el valle de los huesos secos y que después entró en los huesos para darles carne, piel y aliento es el mismo יהוה  que está con usted y en usted ahora mismo.

El mismo יהוה que estaba con María cuando ella lo llevaba en su vientre es el mismo  יהוה que está con usted ahora mismo.

El mismo יהוה que estuvo en nuestras abuelas que limpiaron las casas de la gente blanca, que cocinaron sus comidas, que cosieron sus ropas y que soportaron intolerancia para que nuestros padres, usted y yo pudiéramos tener algo mejor, ese mismo יהוה que estuvo con ellas, está en usted y yo.

El mismo יהוה que estaba en la respiración de nuestros ancestros que en las plantaciones sufrieron dolor, sufrimiento y deshumanización inimaginables de mano de gente peor que Trump, ese mismo יהוה está en nosotros ahora mismo.

Por tanto, no piense que este es el fin. No empiece a pensar que ya no puede seguir adelante. No empiece a pensar que jamás saldremos de esto. No empiece a pensar que Dios nos ha abandonado. No empiece a pensar que no hay nada que usted pueda hacer.

Aunque esta nación no considere a nuestra gente como digna de justicia.

Aunque haya vigilantes blancos caminando armados con AR15 para aterrorizar a manifestantes pacíficos.

Aunque hombres y mujeres negros que no han cometidos ningún crimen son masacrados por supuestos oficiales de la policía.

Aunque los grandes jurados otorgan derechos civiles a las paredes, pero no reconocen los derechos civiles de una mujer negra cuyo único delito aparente es el delito que este país ha registrado como el delito de ser negra.

Aunque el sistema político de este país se ha deteriorado hasta llegar a males que no habíamos visto desde antes de la Guerra Civil.

Aunque nuestros seres queridos se enferman y mueren…

Aunque todas estas cosas tratan de quitarnos el aliento…

Si tan solo tomamos un momento.

Si tan solo recordamos que cuando respiramos, no estamos inhalando oxígeno. El oxígeno no puede realizar lo que necesitamos. Cuando respiramos, lo que hacemos es llamar el nombre de Dios, y Dios está haciendo algo por nosotros, en nosotros, para nosotros y a través de nosotros. Y si lo permitimos, ¡Dios hará algo con nosotros!

Esta es la razón de por qué el Salmo 150 dice: Todo lo que respira alabe a יהוה

Esta es la razón de por qué ninguna arma contra nosotros prosperará

¡Esta es la razón de por qué no podemos claudicar ahora!

¡Esta es la razón de por qué después de haber hecho todo lo que pudimos, seguiremos de pie!

¡Esta es la razón de por qué podemos levantar todas nuestras voces y cantar!

¡Esta es la razón de por qué no podemos esperar a que termine la batalla!

¡Porque si Dios es por nosotros, no importa quién este en contra de nosotros!