Other Manual Translations: English français português

Sorprendidos por la presencia de Dios

¿Cuándo sentiste la presencia de Dios?

La página web oficial de la Iglesia Metodista Unida recientemente hizo esta pregunta. La pregunta produjo cientos de respuestas. Algunas eran bonitas y edificantes. Otras eran tristes.  Muchos simplemente dijeron “todo el tiempo”.

Algunos de nosotros se unirán a este sentimiento. Sentimos a Dios en todos los aspectos de la vida.

Pero mi instinto me dije que muchos más se sienten como Trella Blades que dijo: “He sentido algunas veces su presencia, pero otras no. Quisiera saber cómo sentir su presencia todo el tiempo. Creo y amo a Dios con todo mi corazón”.

Recientemente hablamos con Kate Bowler en nuestro audio digital (podcast) Compass. Kate fue diagnosticada con cáncer nivel 4 hace unos dos años. En ese momento se le dijo que solo tenía dos meses de vida.

Quedó sorprendida de cómo, en medio de esos días oscuros, encontraba la presencia de Dios.

“Esta fue la gran sorpresa que tuve con mi enfermedad: Dios estaba allí para mí de todas formas. Realmente me sorprendí que durante la peor parte de mi estadía en el hospital, pudiera sentir la presencia de Dios. Dios simplemente estaba allí”.

Su historia no es muy diferente a la de Katie Rebecca Cole, que respondió diciendo: “Sentí a Dios cuando me diagnosticaron cáncer a la tiroides a los 30 años… Recuerdo al doctor diciéndome que tenía cáncer y después esa inexplicable paz”.

Randy Nunley admitió que sintió la presencia de Dios “la noche que vi a mi papá dar el último suspiro… Sentí un sentido de paz en el dormitorio y sé era la presencia de Dios”.

La historia de Pat Schmidt-Zwarko es triste. Sintió la presencia de Dios “mientras tomaba la mano de mi hijo que yacía en el ataúd. Supe que sobreviviría esa horrible experiencia”.

Hubo varias historias como estas, historias de gente que tuvo que atravesar por lo que podría describirse como los momentos más terribles de sus vidas para encontrar la luz de la presencia de Dios.

Quizá sentimos que Dios se revela en esos momentos porque son los momentos en que más buscamos algo divino.

Kate, Katie, Randy, Pat y muchos otros llevaron sus preguntas y expectativas a Dios esperando una respuesta. La respuesta fue la presencia de Dios. No siempre fue la restauración pero sí su presencia. Kate sintió su presencia a través de otras personas. Katie y Randy sintieron paz. Pat sintió la presencia de la esperanza.

Estas historias no nos ayudan a responder el desafío que nos lanza Trella: ¿Cómo podemos sentir la presencia de Dios todo el tiempo? Pero nos muestran que en los momentos más difíciles, Dios está allí con nosotros.

Eso es sorprendente

Rechazo los sermones que dicen que el secreto para ser más santo es tratar más fuerte. No aceptes el discurso que sugiere que sentirás más a Dios si te esfuerzas más por buscarlo.

Más bien quisiera ofrecerte estos testimonios como garantía de que Dios está contigo como sea. Dios está contigo en tiempos de oscuridad y en tiempos de luz. Dios está contigo cuanto lo buscas y cuando no. Dios está contigo cuando sientes su presencia y cuando no la sientes.

Esto te sorprenderá pero espero que lo encuentres cierto.

Para más testimonios de la sorprendente presencia de Dios, suscríbase a Compass.


Ryan Dunn sirve como ministro de Online Engagement para Rethink Church.

[Publicado 19 de febrero, 2019]