Other Manual Translations: English français português

Más que un espectador: 10 consejos para crear adoración en la web

"Los niños de Glendale UMC en Nashville, Tennessee, ven el servicio de culto en línea en su casa durante la pandemia del coronavirus. Foto cortesía de Glendale UMC"
"Los niños de Glendale UMC en Nashville, Tennessee, ven el servicio de culto en línea en su casa durante la pandemia del coronavirus. Foto cortesía de Glendale UMC"

Para muchos metodistas unidos que en todo el mundo luchan con la pandemia del virus corona, los servicios semanales ahora ocurren frente a una pantalla de computador, y no en un templo de iglesia. ¿Pero cómo ser algo más que un simple espectador frente a la pantalla? Estos consejos le ayudarán a involucrarse con la congregación en la web.

1. Cree un espacio sagrado.

Prenda una vela. Coloque un tapete púrpura para simbolizar la estación de cuaresma. Coloque una cruz al centro de la mesa. Abra su Biblia. Si tiene un himnario, téngalo a mano.

“Crear un espacio sagrado que hace que el área donde usted adora se convierta en algo especial ayuda a centrarse”, dice la Rev. Barbara Dunlap, ministra asociada de discipulado y alcance de la Primera Iglesia Metodista Unida de Hurst, Texas. “Lo que sea que usted nota cuando está en el santuario, vea si puede recrearlo en su propio espacio”. 

2. Diga: “Hola”.

Saludar a los compañeros de adoración es parte de la rutina de asistir a la iglesia. Haga lo mismo por la web. Involúcrese mediante la actividad que le permite platicar, como la función para comentarios en Facebook Live o de plática de Youtube o Livestream. Al ver que sus amigos se unen a la adoración, dígales “Hola”.

“Saludarse unos a otros mediante la función de plática es importante para sentir que usted no está solo”, dice Dunlap. “Hay sentido en reconocer que hay gente adorando con usted y que usted todavía está conectado”.

3. No se quede sentada.

Párese, cuando cante un himno o participe de la liturgia. No se quede en su silla.

“Animamos a la gente a que se ponga de pie y cante con nosotros desde sus hogares”, dice la Rev. Donna Pritchard, pastora titular de la Primera Iglesia Metodistas Unida de Portland, Oregon. “Cuando llegamos a la parte de pasar la paz, le pedimos a la gente que haga la señal de la cruz”. La familiaridad de esta rutina es otra forma de sentirse conectados. 

4. Acérquese, por favor.

Esta es una situación en la que el “distanciamiento social” no se aplica. Para sentirse conectada, sentarse cerca de la pantalla del computador ayuda.

5. Cante con ganas.

Cante los himnos y repita la liturgia. Recite el Padrenuestro.

“Si se siente a gusto cantando las canciones a viva voz, hágalo,” dice Dunlap. “O diga el Padrenuestro junto con quien dirige la adoración. ¿Cuánta gente en todo el mundo está rezando el Padrenuestro? El pensar que todo el mundo lo hace, lo hará sentirse menos solitario, porque usted pertenece al mundo”.

6. Oremos.

Comparta sus peticiones de oración, gozos y preocupaciones, usando la función de comentario o plática del sistema que usa. Si no se siente cómodo compartiendo información en el sistema virtual público, envíe la información por email a los líderes de la iglesia.

“Cuéntenos cómo va la cosa”, dice Dunlap. “Todavía estamos interesados en orar por sus preocupaciones”.

7. Firme el registro de asistencia y páselo a otros.

El que no haya un medio formal para indicar la asistencia no quiere decir que uno no debería dejar saber a la iglesia que asiste a la adoración. Registre su asistencia usando la función de comentario o plática o por medio de pulsar “like” (me gusta).

“No tenga miedo de conectarse. Los líderes quieren sabe que usted está allí, pero también quieren saber quiénes no está”, dice Dunlap.

8. Sonría.

Comparta fotos de usted o su familia adorando en casa o use el “tag” para incluirlos en los medios sociales como Facebook, Instagram o Twitter. Así creamos un sentido de comunidad.

9. Siéntese con la gente con la que se sienta normalmente.

Considere adorar juntos a través de Zoom o grupos privados de Facebook. Esto le permitirá juntarse con su grupo pequeño o escuela dominical, familiares y amigos que normalmente se sientan con usted durante la adoración en la iglesia. Usted podría crear un grupo que se juntan en forma virtual para tomar café o desayunar juntos. También podría formar un grupo para ver juntos el servicio de adoración por la web.

10. Diga: “Gracias”.

“Cuando la gente se junta por los medios sociales, se sienten agradecidos de tener la oportunidad de conectarse, aunque no sea en persona”, dice la Rev. Stephanie Dodge, pastora en la Iglesia Metodista Unida Glendale, en Nashville, Tennessee. “El expresar su gratitud a su comunidad de la web es otra manera de participar en la adoración”.

Crystal Caviness trabaja en UMC.org, Comunicaciones Metodistas Unidas. Contáctese con ella por email.

Este artículo fue publicado el 26 de marzo de 2020.