Other Manual Translations: English

Aguas que fluyen: La conexión cristiana

El agua purifica, nutre, redime, y sana. Es simbólica e importante en nuestras vidas y en nuestra fe. La bendición del agua es un regalo de Dios para nosotros, y su presencia abundante en nuestro mundo es un recordatorio constante de nuestro bautismo, de la vida eterna que hemos recibido a través de Cristo. Fotografías tomadas por metodistas unidos de diversas áreas acompañan a Sophia Agtarap, al tiempo que reflexiona sobre cómo el agua nos conecta con nuestros hermanos y hermanas por todo el mundo. 

Ver más en umc.org/videos

Leer los Términos de Uso

 

Guión:

(Ubicación: Nashville, TN)

Sophia Agtarap, Comisión Metodista Unida de Comunicaciones: "Las aguas que fluyen por los ríos y riachuelos en África,  Asia y América del Sur son las mismas aquí en Estados Unidos. Todos estamos tan interconectados que no hay manera de decir que nuestras vidas están tan separadas de nuestros hermanos y hermanas en otras partes del mundo. Y justo como nuestra conexión metodista unida nos permite estar conectados a diferentes proyectos y organizaciones que brindan ayuda humanitaria por todo el mundo, lo mismo podemos decir de las aguas que bebemos.

William Willimon alguna vez escribió que, en el Nuevo Testamento, el bautismo significa todo lo que significa el agua. Por eso, cuando pensamos en el agua, pensamos en vida, muerte, renacimiento, renovación y purificación.

Vemos lo que el agua ha hecho en cañones y estas hermosas formas y sendas que ha labrado. Ha alisado las piedras que encontramos en la playa. Refresca la tierra árida. Cuando las aguas del bautismo se vuelven evidentes en nuestra propia vida, las partes ásperas se suavizan y también somos hechos nuevos. Y este es el regalo de Dios para nosotros.

Por ello, cuando alguien es bautizado en La Iglesia Metodista Unida, a menudo un pastor dirá lo siguiente: “Recuerden su bautismo y sean agradecidos”. Y esto es realmente un llamado a recordar nuestro propio bautismo y el pacto que Dios hizo con nosotros. Y el agua es tan abundante aquí en Estados Unidos, por lo menos en Occidente, y creo que eso es algo que no valoramos. Pero gracias a esa abundancia, vemos recordatorios del bautismo por doquier.

Y nuestra participación en ministerios de agua por todo el mundo realmente es un ejemplo de nuestra fe en acción como metodistas unidos. No solo nos interesa leer las Escrituras, también nos interesa lo que eso hace en nuestras vidas y en las vidas de los demás. Y participar en ministerios de alcance que llevan agua potable y segura a comunidades es una manera de desarrollar relaciones con nuestros hermanos y hermanas en otras partes del mundo, y una manera de mostrarles a otros el amor de Dios en acción a través de nosotros.

Y cada que meto los pies en el mar, cada que brinco en un charco de agua o cada que escucho la lluvia caer, eso también es un recordatorio de que tenemos esta invitación  solo a una vida renovada, y que hemos recibido esta gracia de Dios que es tan abundante, amplia y profunda y se extiende hasta donde alcanza la vista.

Etiqueta:

Aprende más sobre lo que La Iglesia Metodista Unida enseña sobre el bautismo

Este video se publicó originalmente el 14 de octubre del 2014.  Contacto de medios Fran Walsh.