Translate Page

Devocional Semana Santa: Viernes Santo

Viernes Santo, 15 de abril de 2022

El Centurión en la Cruz

Lecturas Bíblicas

  • Juan 19:23-24
  • Mateo 27:50-54
  • Marcos 15:39

Devocional

La presencia de soldados romanos alrededor de la crucifixión de Jesucristo nos indica que esto era una crucifixión patrocinada por el estado y mandado a ejecutar por los lideres judíos opuestos al mensaje de Jesús. (Dicho sea de paso, los judíos eran tratados como esclavos y oprimidos)[1] Los oponentes decían que Jesús había engañado al judío y que se oponía a que pagaran sus contribuciones al imperio, y que, además, reclamaba ser el Mesías, Rey de los judíos y agitaba a la gente con sus enseñanzas.

Pero, al imperio romano no le importaba. De hecho, Poncio Pilato no pudo encontrar una razón para crucificarlo, lo único que pensaba era el alboroto que se venia encima en contra del imperio. En sus propias palabras, “Pilato dijo entonces a los principales sacerdotes, y a la gente: «Yo no encuentro delito alguno en este hombre., y les dijo: “Ustedes me han presentado a este hombre como a un perturbador del pueblo, pero lo he interrogado delante de ustedes, y no lo he hallado culpable de ninguno de los delitos de los que ustedes lo acusan. Se lo envié a Herodes, y tampoco él lo ha hallado culpable. Por tanto, este hombre no ha hecho nada que merezca la muerte”. Como Pilato quería soltar a Jesús, volvió a dirigirse al pueblo; (Lucas 23;1-24, VV. 4,14,15,20).

Mientras tanto las masas continuaban gritando, “crucifícalo, crucifícalo” (vv21) y los sacerdotes los animaban a que pidieran que se dejara libre a Barrabas. Querían que un revolucionario que había estado en prisión por causa de un asesinato quedara libre. Al mismo tiempo, los judíos no podían ejecutar a nadie. Así que desde el punto de vista legal y judicial la sentencia de Jesús era injusta y contaminada de falsas acusaciones.  Es el resultado efectivo de campanas con falsas narrativas promoviendo manipulaciones políticas orquestadas por fanáticos religiosos que no podían aceptar el mensaje del reino de Jesús.

Sin embargo, desde la perspectiva de lo que Dios intentaba para la humanidad, y lo que el sacrificio de Jesús significaría para el mundo, Jesús llevo nuestro pecado, por lo tanto, cargo con nuestra culpa, nuestros crímenes, y en la cruz, como escribió Pablo: “Al que no cometió ningún pecado, por nosotros Dios lo hizo pecado, para que en él nosotros fuéramos hechos justicia de Dios.

A los pies de la cruz están los soldados romanos que clavaron a Jesús en la cruz, se burlaron de El, le rasgaron la ropa, y se les pido que lo velaran. Finalmente murió y cuando expiro había dentro de los soldados un centurión, un oficial prominente, encargado de por lo menos 100 solados. No sabemos si el estaba cómodo y de acuerdo con la crucifixión de Jesús, si sabia de Jesús, o si estaba interesado en judaísmo.  Seguramente vio el letrero arriba en la cruz que decía “Rey de los Judíos”, y ha de haber escuchado el ladrón que estaba a lado de Jesús que le dijo: “Acuérdate de mi cuando llegues. A tu reino” (Lk.23:42). y la seguridad con la que Jesús dijo: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”. El cinturón vio y escucho todo lo que estaba pasando y vio cuando Jesús dio su ultimo suspiro y murió. Lo que salió de la boca de este hombre fue alabar a Dios y decir “Realmente este hombre era justo.”

Para Reflexionar

Como resultado de su nueva convicción el centurión se volvió en contra del gobierno al que servía, Tuvo una transformación de mente y corazón, a pesar de que fue uno de los que le hirió el costado a Jesús, y lo ejecuto. Ahora el podía ver que verdaderamente este Jesús había sido enviado por Dios, que verdaderamente era quien decía que era.  Preguntémonos: ¿Quien es Jesús para mi? ¿Debemos procurar que personas en posiciones de poder culpable de cometer injusticias en   personas inocentes puedan cambiar frente a un encuentro con el evangelio?

Oración

Dios que nos amaste tanto que no te importo enviar a tu único Hijo para venir a salvarnos, a salvar a la humanidad, ayúdanos a reconocer ese gran amor que tienes por nosotros y que podamos vivir como Jesús vivió, que, en medio del dolor tuvo compasión y te pidió que nos perdonaras.  Gracias porque podemos sentir Tu perdón, Tu amor y Tu gracia. Amen.



[1] From Quora Why did Pontious Pilate decide to execute him.

 

Para más devocionales, haga clic aquí