Other Manual Translations: English français português

¿Por qué cambian de iglesia los pastores metodistas unidos?

Imagen de un jinete de circuito, cortesía de la Comisión General sobre Archivos e Historia para La Iglesia Metodista Unida, Universidad Drew.
Imagen de un jinete de circuito, cortesía de la Comisión General sobre Archivos e Historia para La Iglesia Metodista Unida, Universidad Drew.

Nuestro sistema singular de enviar clérigos tiene sus raíces en los inicios del metodismo. Juan Wesley, fundador del movimiento metodista, predicó hasta 40,000 sermones en su vida. Fue un predicador "itinerante" que iba de una ciudad a otra en Inglaterra, estableciendo sociedades metodistas.

"Juan Wesley creía que los predicadores itinerantes que iban de un lugar a otro eran más eficaces que los que echaban raíces, se ponían cómodos y los mensajes de desgastaban", explica el Rdo. Belton Joyner.

En una carta al Rdo. Samuel Walker en 1756, Wesley escribió: " Tras una experiencia larga y consistente, hemos hallado que lo mejor es un intercambio frecuente de predicadores. Este predicador tiene un talento, ese tiene otro; ninguno de los que he conocido hasta ahora domina todos los talentos necesarios para iniciar, continuar y perfeccionar la obra de la gracia en toda una congregación".

En los primeros días del metodismo en América, se podía nombrar a un pastor —comúnmente un jinete de circuito— para hacerse cargo de la mitad de un estado o más. Su nombramiento podía ser solo para tres meses, para después trasladarse a otro circuito. La historia de muchas de las congregaciones metodistas unidas más antiguas tiene su origen en un jinete de circuito.

Estos jinetes viajaban de un lugar a otro para iniciar sociedades metodistas. Con el tiempo, en especial tras el establecimiento de la Iglesia Metodista Episcopal en 1784, la mayoría de estas sociedades se convirtió en congregaciones. Esta práctica continuó y se convirtió en la base del sistema itinerante que La Iglesia Metodista Unida aplica hoy en día.

Los pastores metodistas unidos son enviados, no llamados ni contratados. "Itinerancia" se refiere específicamente al compromiso de los pastores de ir y servir a donde quiera que sean enviados por los obispos. El "nombramiento" es la acción realizada por los obispos. Estas dos cosas son diferentes, pero están relacionadas.

Los clérigos de La Iglesia Metodista Unida tienen el compromiso de servir donde lo designe su obispo. Por lo común, los nombramientos duran un año a la vez, aunque el obispo puede trasladar a un pastor itinerante en cualquier momento. La meta del proceso de designación es unir tanto como sea posible los dones y las virtudes de ese pastor o diácono/a con las necesidades de ministerio de una congregación o entorno en particular. Con el paso del tiempo, gracias a este "liderazgo serial" de pastores y diáconos/as consecutivos —no hay dos que sean iguales— esta combinación de habilidades se conjuga para formar una amplia base de ministerios desarrollados.

Aunque los obispos son los que hacen los nombramientos, incorporan un proceso consultivo descrito en El Libro de Disciplina que incluye superintendentes de distrito, clero y comités de relaciones parroquiales formados por pastores y personal. Las necesidades y los deseos del clero son tomados en cuenta, pero la misión de la iglesia es prioritaria.

Joyner explica: "En un sistema conexional como el metodista unido, la interrogante de cualquier congregación individual o cualquier persona individual [del clero] no es: '¿Qué es lo que más me conviene?' La pregunta es: '¿Qué es lo mejor para nosotros, para toda la conexión?' El obispo, quien está a cargo de supervisar, toma esas decisiones. (La palabra en el Nuevo Testamento para decir obispo es episkopos, que significa 'el que puede ver todo el panorama').

El cambio de pastores aporta a la iglesia local dones diferentes y a menudo necesarios (1 Cor. 12:4). El cambio de entorno puede mantener fresco a un pastor. Los viajes misioneros de Pablo son sin duda un recordatorio justo de eso (por ejemplo, Hechos 13:2-14:7; 15:36-18:22; 18:23-21:19)".

¿Tienes dudas? Visita  La Pregunta Metodista  o habla con un pastor cerca de ti. Y checa otras Preguntas y Respuestas recientes.

Este contenido fue producido por La Pregunta Metodista, un ministerio de Comunicaciones Metodistas Unidas. Publicado originalmente el 11 de junio del 2018.