Other Manual Translations: English Português

El arte y lo divino

Encontrando a Dios en lo cotidiano por medio del arte
Encontrando a Dios en lo cotidiano por medio del arte

¿Se ha sentido alguna vez cautivado por una imagen, metáfora o canción? El arte crea una experiencia. Resuena en nosotros a otro nivel. Dios creó el arte y nos dio la capacidad de crear y disfrutar todas sus formas.

¿Ha estado alguna vez dentro de un templo que tenía escenas bíblicas pintadas en el cielo, paredes o ventanas? ¿Se ha puesto a pensar en sus vitrales policromados? Hace siglos la iglesia creó vitrales para representar contenido bíblico y así enseñar a la gente que no sabía leer. El arte visual fue la clave para enseñar a la gente sin educación. ¿Pero podría hablarnos hoy cuando la Biblia es difícil de entender?

Arte y fe

El arte tiene el poder de conectarse con nosotros a otro nivel de nuestra psiquis. La iglesia protestante descuidó el uso del arte visual como herramienta para comunicar la Biblia. Usamos devocionales y libros que nos enseñan cómo orar e interpretar la Escritura, pero también necesitamos saber cómo estar con la Escritura.

Personalmente, para mí siempre ha sido más fácil explicarme por medio de lo visual que con palabras. Me parece que se debe a que el color tiene un lenguaje propio. De niños se nos enseña a asociar algunos colores con ciertos sentimientos. Por ejemplo, el verde da la sensación de calma. El color tiene el poder de conectarnos con nuestros sentimientos verdaderos. ¿Qué pasaría si dejáramos que Dios resonase en nosotros a través de los colores?

El arte crea contenido que resuena con la gente. El arte crea una relación interpersonal parecida a la relación que Dios quiere crear con nosotros. Creo que el arte tiene la habilidad de conectarnos con la complejidad y maravilla de Dios.

¿Se ha encontrado alguna vez tan impresionado por una obra de arte que habría hecho todo lo posible para conseguirla?

Usted gastaría mucho dinero y tomaría medidas extremas para poseer esa obra de arte que se siente como un hogar. Quizá la obra de arte la esté llamando a la acción. Quizá el arte la disturbe mostrándole un área de su ser que necesita atención. ¿Qué si dejamos que Dios nos hable a través del arte? ¿Qué si dejamos que Dios sea el contenido mientras que nosotros nos quedamos parados admirando su obra?

Las obras de Dios nos rodean todos los días, pero algunas veces nos olvidamos de abrir los ojos. Cuando salgo de casa en la mañana y veo todos los magníficos colores de las flores y los árboles, me recuerdan a Dios. Cuando siento la briza fresca de la mañana entrando a mis pulmones, me doy cuenta que al exhalar estaré alabando al Señor. Qué maravilloso que cada mañana el Señor nos saluda con la luz del sol. 

Hoy en día, la mayoría de la gente sabe leer y escribir. Podemos comprar una Biblia y leerla. Hasta podemos oír su contenido en cualquier idioma o traducción en nuestros celulares inteligentes. ¿Pero nos tomamos el tiempo para simplemente estar con la palabra? ¿Se ha encontrado alguna vez pintando lo que Dios está tratando de decir con colores mentales? Somos una cultura consumida por el ajetreo y bullicio de la vida diaria, así que es fácil buscar un versículo rápido que nos anime durante el día. Pero la Biblia contiene más que palabras de ánimo. Hay historias de amor descritas con muchos colores.

Using art to spot the Divine in the everyday

Desde que sufrimos con este virus Covid-19, he visto que mi vida es más lenta. Ahora tengo el tiempo para pintar lo que quiero pintar. Tengo tiempo para usar el arte para alcanzar a Dios. La hermosa belleza de la mezcla de colores y fe se ha transformado en una bendición que puedo compartir con los que me rodean. Ha sido tan hermoso ver cómo mi relación artística y personal con Dios puede resonar en el corazón de otras personas.

Agradezco la forma en que Dios siempre ha usado el arte para a aquellos que no encuentran palabras para hablar. Creo que el arte representa la complejidad de lo divino y cuán poderoso es el amor que Dios nos tiene.


Madison Myers estudia mercadotecnia en la Universidad de Tennessee, en Chattanooga. Ha viajado a la mayoría de los parques nacionales de América, y desea visitarlos todos.