Sacando la Familia Adelante

Rev. Carlos Samuel Reyes Rodríguez  explora la expectativa que proviene de las generaciones mayores para vivir una vida mejor y devolver el favor a la familia.

Available in English

Guion:

Buenas, me llamo Carlos Samuel Reyes Rodríguez y sirvo como diácono en Península-Delaware caminando con nuestra gente Latina. Como migrantes, vivimos en dos mundos. Todavía escuchamos que no somos de aquí o de allí, dejándonos en las fronteras.

Nuestros cuerpos podrían estar en el presente, pero nuestras mentes a menudo moran en recuerdos de la infancia, viejos amigos y lugares que marcaron la manera en que nuestros padres o nosotros crecimos. Vivimos bajo de la expectativa de que esta tierra exija la asimilación, mientras que la vidas de nuestros padres y abuelos nos motiva sacar la familia adelante.

Somos sus esperanzas encarnecidas. Hemos visto sus luchas; hemos sido los receptores de las manifestaciones más puras del amor al dejar su familia, su tierra, su hogar para sacarnos adelante. ¿Los testigos de nuestros padres no hacen que la presión de prosperar sea aún más pesada? No creo que sea una presión impuesta, sino que emerge de nosotros mismos, de un lugar de gratitud.

Queremos responder con gratitud al cuidar de ellos, complaciéndolos como retribución de sus santos esfuerzos, aunque sabemos que nunca podríamos realmente pagarlos. La pregunta es ¿cómo es posible que podamos encarnar sacar la familia adelante cuando en muchas ocasiones nos sentimos bloqueados por el uso armado de etiquetas en torno a nuestro estado migratorio? Tendemos a empujar y trabajar más duro. Debemos sacrificar más para poder sobrevivir.

Un grupo resiliente de jóvenes, estudiantes de Dreamers de la Universidad Estatal de Delaware, ha demostrado lo que sacar la familia adelante se parece. Desde el principio, han tomado las responsabilidades más allá de su alcance. A través de ellos, muchos padres se convirtieron en dueños de casa. Ayudan a sus padres a navegar a través de las traducciones de idiomas, tecnología y a través de dos mundos que están estructurados con diferentes valores; individualismo vs. la vida comunal. Ahora en la escuela, teniendo plena carga de clases y trabajando de 20 a 35 horas a la semana, Dreamers visitan el Congreso y representantes en Washington D.C. para abogar por su vida y la de sus padres.

Están encarnando la tenacidad de sus antepasados incluso en lugares donde no son bienvenidos. Their resistance proves their commitment of carrying the family and also the rest of the Latinx community forward. Exigiendo que de hecho son de aquí y de allí. Me recuerdan a Jesús de Mateo, capítulo 9 versículo 35. Donde va a diferentes pueblos y ciudades Enseñando en las sinagogas, proclamando la Buena Noticia, y curando a los enfermos Van a las iglesias a proclamar que son hijos de Dios y nos sanan del sentimiento xenófobo. Hemos entendido que nos unen las comunidades y que es un poderoso regalo.

En teoría, nuestra vida espiritual nos enseña que los miembros de un cuerpo están intrínsecamente conectados y cuando un miembro sufre, todo el cuerpo sufre. Cuando uno se alegra, el cuerpo también. Dreamers nos muestran cómo se vive.

Y por eso, estoy agradecido.

El amor, la justicia y la paz de Dios estén contigo hoy y siempre


Available in English