Skip Navigation

Conferencia Metodista apoya a los inmigrantes

 

por Julio Gómez
1 de mayo de 2004 | PITTSBURGH (UMNS)

Con un despliegue de danzas y cantos se dio apertura a la Conferencia General de la Iglesia Metodista Unida en el centro de convenciones de Pittsburg, Pa.

La Conferencia General es el cuerpo legislativo de la iglesia, el cual se reúne cada cuatro años. Al mismo asisten mil delegados de los Estados Unidos así como de otras partes del mundo, incluyendo la América Latina. Aquì se debate y se legisla sobre la función de la iglesia en la comunidad, así como asuntos relativos a su funcionamiento.

Entre los asuntos que tratarán durante la próxima semana, están la preocupación sobre la guerra y el terrorismo, problemas de inmigración, el trato a los trabajadores indocumentados, el matrimonio y el homosexualismo entre muchos otros temas.

Sobre los indocumentados se han presentado peticiones ante la conferencia pidiendo apoyo para los trabajadores y trabajadoras sin documentos, quienes enfrentan dificultades en este país. Argumentan que la economía de este país depende de la labor de tanto los trabajadores con documentos como de los que no los tienen. Por tanto, piden que se abogue ante nuestro gobierno por el establecimiento de leyes que protejan los derechos de las personas que no tienen documentos.

La iglesia metodista está muy consciente de las necesidades que sufren nuestros trabajadores en los campos agrícolas así como en las fábricas y otros centros de trabajo. Algunos se sienten explotados por el salario que reciben y en otras ocasiones maltratados por la manera en que los tratan. Se debe responder con sincero amor cristiano hacia estas personas, no importa de donde procedan.

Algunos delegados a esta asamblea expresaron preocupación sobre los factores que hicieron imposible que algunos delegados del extranjero, específicamente de Africa, quienes no han podido estar presentes en esta reunión debido a problemas para conseguir las visas. Algunos consideran que el trato a los delegados internacionales se debe a la raza y al estado económico.

Hasta este momento hay veinte delegados africanos ausentes.

Debemos reconocer que todos los delegados de la América Latina obtuvieron sus visas sin dificultades y están presentes.